El Valor de la Ejecución

IMG_2354

EL VALOR DE LA EJECUCIÓN
Por Ariel Pfeffer

Muchas veces me surgen este tipo de preguntas:

1 – por qué las pastas de dientes vienen generalmente con sabor a menta y no con la variedad de sabores que puedo encontrar en una heladería?
2 – por qué si el mate es después del agua, probablemente, la bebida mas consumida de este país, yo no puedo pedir uno en un bar o en un restaurant de la misma forma que puedo pedir un te o un café? (si, con bombillas descartables, yerba en sachets o capsulas, etc.)
3 – por qué si el asado es una de las carnes mas sabrosas, pero generalmente es dura, no hay hamburguesas de carne de asado?
Y así, podría enumerar un sinfín de preguntas por estilo. Y si paro a cualquier persona en la calle y le pregunto si sabe o se les ocurre algún negocio innovador para ganar un millón de dólares, seguramente un gran porcentaje va a responder algo inteligente y que tiene todo el sentido del mundo.

IMG_2356

Entonces, por qué no estamos viviendo en una comunidad de todos millonarios? Por qué las ideas por si mismo no valen nada. Cualquiera las puede tener. Lo que vale es ejecutarlas. Y ahí es donde la mayoría de las ideas maravillosas se mueren y luego cuando alguien realmente las ejecuta con éxito (los fracasos generalmente no trascienden), viene aquello de “me copiaron”, “a mi ya se me había ocurrido antes”, etc.
Y entonces por qué nos cuesta tanto ejecutar? por qué estamos llenos de miedos y dudas. Por qué le tenemos miedo al fracaso. Por qué muchas veces nos conformamos apenas con el reconocimiento social de ser un gurú por haber tenido una idea genial. Y así arreglamos el mundo mientras no hacemos nada.

En la última película de Batman, el personaje Bruce Wayme, esta atrapado por mucho tiempo en una cárcel dentro de una caverna donde la única vía de escape era escalar un cráter altísimo y donde todos los que lo intentaban no lo lograban. Iban atados a una cuerda, para que cuando se cayeran quedaran colgados de la misma y por lo menos no se morían por caer de una gran altura. Y Bruce Wayne lo intento varias veces y también siempre se caía. Solamente lo logro cuando se entero que el único que ya lo había conseguido antes lo había hecho sin ayuda de la cuerda. O sea, cuando no podía fallar por qué hacerlo implicaba morirse. Y los emprendedores somos así también. Todos tenemos grandes colecciones de fracasos por hacer las cosas sin convicción y sin el foco apropiado. Y tenerlo no implica éxito, pero si implica poner las probabilidades a favor nuestro. La ecuación es 1% de inspiración y 99% de transpiración.

Si nos permitimos tener ideas maravillosas porque no nos permitimos transformarlas en realidad? Como dice mi frase favorita “Life Rewards Action” o como a Nike le gusta decirlo: “Just Do It”

Ariel Pfeffer
ariel@pfeffer.com

Ariel Pfeffer Prospekta Marketing, Punta Tech Meetup, Endeavor Uruguay, Club of Business Angels at IAE Linkedin: http://uy.linkedin.com/in/arielpfeffer Skype: arielpfeffer Twitter: @arielpfeffer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *