Todo es Gente. La importancia de las personas en las organizaciones

empresa - personas

Todo es Gente
La importancia de las personas en las organizaciones

Por Ana Inés Sánchez

Según la Real Academia Española una organización es una “Asociación de personas regulada por un conjunto de normas en función de determinados fines”, por lo cual la clave para el cumplimiento de esos fines u objetivos son las personas. Y cuando nos referimos a las personas, lo hacemos tomando en cuenta todas sus dimensiones, desde los aspectos físicos, sociales, así como también los emocionales.

En entornos económicos cada vez más complejos y competitivos, las organizaciones para sobrevivir deben diferenciarse, por eso las personas son la clave, porque representan su ventaja competitiva, su diferencial, las personas son el único factor difícilmente «copiable» por los competidores.

El factor humano, es el elemento más complejo y fundamental de cualquier proceso productivo, en él radica la capacidad para la ejecución de los fines que se planteen, por lo cual “poner el foco en las personas” permitirá tener organizaciones más innovadoras, más inteligentes.

“Las compañías inteligentes saben que el dinero no produce la innovación y el desarrollo: la gente es quien lo genera. Por ello en estas empresas no gastan un centavo a menos que una persona de alto calibre se haga cargo de la tarea”. Peter Drucker

Invertir en las personas produce beneficios para el empresario, principalmente porque bajan los índices de rotación y ausentismo pero fundamentalmente porque la inversión es directamente proporcional al incremento de la productividad, generándose mayor compromiso y motivación hacia la organización.

Para lograr esos objetivos desde el área de la gestión de personas se puede recurrir a ciertas herramientas que permitan captar, motivar, potenciar, desarrollar y retener a las personas con las competencias (conocimientos + habilidades + actitudes) necesarias para lograr alinear los intereses de las personas con los objetivos empresariales.

Dentro de esas herramientas encontramos: el reclutamiento y selección de personal, la descripción y análisis de cargos, las evaluaciones de desempeño, la capacitación, la comunicación interna, entre otras. Todas ellas, utilizadas adecuadamente y de manera sistemática permitirán gestionar efectivamente a las personas, diseñando estrategias que permitan desarrollar su potencial.

El entorno ha cambiado, las organizaciones han cambiado, las personas han cambiado, el cambio es constante y permanente. Las organizaciones inteligentes capaces de enfrentarse a los entornos competitivos que el mercado requiere, diferenciarse y crecer, coinciden en una sola cosa: apostar cada día más al Factor Humano.

Ana Inés Sánchez Licenciada en Recursos Humanos y Relaciones Laborales Directora de PSM - Gestión Humana Docente CURE/UDELAR asanchez@psmgestionhumana.com www.psmgestionhumana.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *